26 de octubre de 2016

Un gato de O Courel


Aprovechando los rayos de sol de este otoño que aún es verano, un gato acumula calor para cuando llegue el frío invierno courelán.
Madera, piedra, sol y vida...




O Courel non remata nunca...


No hay comentarios:

Publicar un comentario